Resonancia Magnética

Resonancia Magnética
Medicentro Leganes incorpora la primera resonancia Magnética Privada de Leganés. Incorporamos resonancia magnética a nuestra oferta asistencial. La resonancia magnética es abierta, especial para pacientes con claustrofobia.

Una resonancia magnética (RM) es un examen en el que se obtienen imágenes utilizando imanes y ondas de radio potentes. No se emplea radiación (rayos X) y por tanto no tiene ningún efecto perjudicial en los pacientes.

Las imágenes por resonancia magnética se denominan cortes y se pueden almacenar informáticamente o imprimir en una película. Un examen produce docenas o algunas veces cientos de imágenes. Tras la realización de la prueba un especialista en radiología (radiólogo) verá las imágenes y emitirá un informe. Varios días después de la prueba le llamaremos para que venga a recoger su informe y un CD con todas las imágenes. Deberá llevar tanto el CD como el informe al médico que le prescribió la prueba. 

Forma en que se realiza el estudio de resonancia magnética

Tras pedir cita en cualquiera de nuestras recepciones o por teléfono, el día indicado acudirá al centro donde está la resonancia. Antes de ir deberá haber llamado a su sociedad médica o a su aseguradora para que le autorice la prueba (que significa que su sociedad le permite hacerse la prueba y le da un número que debe apuntar en el volante que le hizo su médico en el que le indicaba qué debía hacerse).

Al llegar el técnico le pedirá el volante autorizado (con el número) y le proporcionará una bata de hospital que se pondrá en un cambiador individual. Debe cambiarse pare evitar llevar puesta su ropa, en la que puede haber algún tipo de metal que puede causar imágenes borrosas.

resonanciaTras cambiarse entrará en la sala donde está la máquina. Se tumbará en una cómoda camilla y la zona corporal de la que hay que hacer el estudio se situará entre los dos imanes de la máquina. Nuestra resonancia magnética es abierta y por tanto no hay que meterse en un tubo, que a muchas personas causa claustrofobia. Nuestra resonancia no causa claustrofobia de ninguna clase.

Algunos exámenes, muy específicos, requieren de un tinte especial (medio de contraste). Esto vendrá claramente expuesto en el volante que le hizo el médico que le prescribió la prueba. En estos casos el tinte se administra a través de una vena en el antebrazo antes del examen. Este medio de contraste ayuda al radiólogo a observar ciertas áreas más claramente.

Además se pueden colocar pequeños dispositivos, llamadas "antenas", alrededor de la cabeza, el brazo o la pierna u otras áreas que se vayan a estudiar. Estos ayudan a enviar y recibir las ondas de radio y mejoran la calidad de las imágenes.

Durante la resonancia magnética, la persona que opera la máquina lo vigilará desde otro cuarto a través de un gran ventanal. El examen dura aproximadamente de 30 a 60 minutos, en los que la principal dificultad o incomodidad para el paciente es estarse quieto.

Preparación para el examen de resonancia magnetica

Si usted teme los espacios cerrados (sufre de claustrofobia), coménteselo al médico. El médico le puede dar un medicamento para ayudarlo a que le dé sueño y que esté menos ansioso. Si es claustrofóbico la mejora resonancia en la que puede hacerse la prueba es la de tipo abierto, como la nuestra. Así evita meterse en un tubo. Aquí estará cómodamente tumbado en una camilla. 

Los técnicos, antes del examen, le proporcionarán también un documento de consentimiento informado en el que se le explica pormenorizadamente la prueba y los riesgos que tiene la misma. Además deberá indicar si usted tiene:
  • Clips para aneurisma cerebral.
  • Ciertos tipos de válvulas cardíacas artificiales.
  • Desfibrilador o marcapasos cardíaco.
  • Implantes en el oído interno (cocleares).
  • Nefropatía o diálisis (posiblemente no pueda recibir el medio de contraste).
  • Articulaciones artificiales recientemente puestas.
  • Stents (endoprótesis) vasculares.
Debido a que el equipo para la resonancia magnética contiene imanes potentes, no se permiten objetos de metal dentro de la sala donde está la resonancia magnética. Por tanto no se pueden introducir: 
  • Artículos como joyas, relojes, tarjetas de crédito y audífonos pueden dañarse.
  • Lapiceros, navajas y anteojos pueden salir volando a través del cuarto. 
  • Los prendedores, los ganchos para el cabello, las cremalleras metálicas u otros artículos metálicos similares pueden distorsionar las imágenes.
  • Las prótesis dentales removibles se deben retirar justo antes del examen.

Lo que se siente durante el examen de una resonancia magnetica

Una resonancia magnética no causa ningún dolor. Si usted tiene dificultad para permanecer quieto o está muy nervioso, su médico le puede dar un medicamento para relajarlo. El movimiento excesivo puede ocasionar errores e imágenes borrosas en la resonancia. Estarse quieto durante la prueba es muy importante. De hecho, hay muchos pacientes que precisamente por estarse tanto tiempo quietos se quedan dormidos y tenemos que despertarlos al acabar la prueba.

En ocasiones la máquina emite ruidos sordos o zumbidos fuertes, no debe alarmarse. La máquina no tienen ninguna parte móvil que le vaya a apresar ni se mueve en absoluto durante la prueba. Dichos ruidos son internos y los produce la máquina de forma normal. 

Un intercomunicador en el cuarto le permite a usted hablar con el técnico que le está vigilando en cualquier momento. El técnico le indicará como usarlos.

¿Por qué realizarse una resonancia magnética? 

Tener una resonancia magnética junto con otros métodos de diagnóstico por imagen, con frecuencia puede ayudar al médico a elaborar un diagnóstico más acertado.

Las imágenes por resonancia magnética tomadas después de haber administrado un colorante especial (medio de contraste) dentro del cuerpo pueden brindar información adicional acerca de los vasos sanguíneos.

Riesgos de la resonancia magnética 

La resonancia magnética no usa ninguna radiación. No se ha informado de efectos secundarios a causa de los campos magnéticos y las ondas de radio.

El tipo de medio de contraste (tinte) utilizado más común es el gadolinio, el cual es muy seguro. Las reacciones alérgicas rara vez ocurren. Sin embargo, el gadolinio puede ser dañino para pacientes con problemas renales que estén con diálisis. Si usted tiene problemas en los riñones, coménteselo a su médico antes del examen.

También, los fuertes campos magnéticos que se crean durante una resonancia magnética pueden provocar que los marcapasos cardíacos y otros implantes no funcionen igual de bien. Los imanes también pueden provocar que una pieza de metal dentro del cuerpo se desplace o cambie de posición. Por ello es muy importante que indique a los médicos y técnicos de cualquier prótesis que tenga, así como que siga todas las indicaciones que le den.